Fallo eléctrico solucionado (al fin)

Un fallo en el sistema eléctrico del Curiosity lo ha mantenido fuera de actividad seis días pero, gracias a Dios, ya funciona. Menos mal. El fallo ha sido producido por una pérdida de voltios en el rover, es decir, por una pérdida de energía, como si le hubiera dado un bajón de azúcar o se hubiera desmayado.         

Esto ocurrió el pasado 17 de noviembre de 2013. Los ingenieros notaron una alteración de voltaje en Curiosity. Lo malo de este problema es que nuestro amigo tuvo que detener su recorrido hacia el Monte Sharp. Y eso que tenemos muchas ganas de que se vaya acercando a esta montaña de 5,5 km de altura.

Como nos cuenta la NASA, esto “protege al rover de cortocircuitos eléctricos”.

club codec curiosity madrid pequeños cientificosSegún hemos averiguado, la NASA cuenta que este cambio de voltaje no ha afectado a la seguridad ni a la salud del vehículo. Esto nos alegra un montón. Agus dice que si no le daría un infarto a él…

“El sistema eléctrico del vehículo tiene una característica en su diseño que le permite tolerar una serie de diferencias de tensión entre el chasis del vehículo -su marco mecánico- y las líneas de energía de 32 voltios que suministran electricidad en todo el rover”, como ha explicado la NASA. La verdad es que no entendemos todo eso, pero bueno, lo importante es que se ha recuperado bien.  (Hemos tomado la foto de NASA/JPL).

Anuncios

Los comentarios están cerrados.